977 388 746 • Facebook

Aïna Salut i Benestar

Yoga para embarazadas

Yoga para las embarazadas que han cumplido el 3er mes de gestación.

El yoga durante el embarazo promueve el bienestar y el equilibrio físico, mental y emocional, con unos beneficios excelentes. Consiguiendo mediante el mismo, disminuir las molestias propias del embarazo, desde los dolores de cabeza hasta incluso las nauseas, el dolor de espalda, el cansancio, etc.

Son muchos los beneficios de la práctica de yoga, por eso es tan recomendado durante los meses de embarazo. Kundalini yoga te prepara para tener un embarazo consciente..

Uno de los principios fundamentales del yoga es la respiración. Yogi Bhajan decía que podemos controlar nuestras emociones y a su vez nuestra vida si conseguimos controlar nuestra respiración. Mediante diferentes patrones de respiración, llamados pranayamas, puedes ajustar tu estado emocional y mental, lo cual es crucial para poder lidiar con el estrés durante la vida diaria, el parto y el proceso de ser padres..

El kundalini yoga durante el embarazo trabaja físicamente a través de asanas (posturas) para estirar tu cuerpo, ejercitar la circulación, evitar calambres y ayudar a tu relajación; también te permite alinear tu cuerpo para que puedas lidiar con el peso adicional de tu vientre y tus pechos, así como fortalecer el suelo pélvico. Además es importante puntualizar que a diferencia de otras prácticas yóguicas, las posturas se juntan en lo llamado kriya con un fin determinado, por lo que habrán kriyas por ejemplo para “combatir la fatiga”, “el fortalecimiento del sistema nervioso”, “la columna vertebral”, “sistema digestivo”, etc..

Al finalizar la clase siempre hay una relajación consciente de todo tu cuerpo y tu mente para asimilar los beneficios de la serie (cambios bioquímicos y energéticos). La relajación profunda te permite sentir una sensación de bienestar absoluta y tomar contacto con tu bebé, descansando ambos a la misma vez..

Otra de las técnicas utilizada durante las clases de kundalini yoga prenatal es la meditación, la cual proporciona un despertar interno y la limpieza del subconsciente de pensamientos negativos y de traumas acumulados a través de los años. Con la práctica lograrás una mayor claridad mental, una actitud positiva, dejando de ser reactiva y una capacidad de afrontar los retos que se presentan con el parto y con la llegada de tu bebé..

Habitualmente, la madre gestante empieza una mayor dedicación hacia ella y su bebé a partir del 7º mes, a través de los cursos de preparación para el parto, lo cual es importante y de gran utilidad. Sin embargo, 7 meses pasaron y lo oportunidad de armonizar y mejorar su bienestar físico, mental y emocional desde el inicio del embarazo, también pasó. Por ese motivo, las mujeres embarazadas que estén interesadas en venir a probar las clases lo pueden hacer desde el primer trimestre de su embarazo, siempre que tengan el consentimiento de su médico. Para la práctica es imprescindible traer ropa cómoda, preferiblemente de color blanco y una toalla o pareo para colocar encima de la esterilla.